Blog Jenn Health

Título

Mitos y verdades de los carbohidratos

Los carbohidratos son uno de los principales componentes en la alimentación, su principal función es la de proporcionar energía al organismo, en especial al cerebro y sistema nervioso.

Existen muchos mitos sobre los carbohidratos que pueden conseguir que no se lleve a cabo una correcta y saludable alimentación. En muchas ocasiones, esto se debe a no conocer la diferencia entre carbohidratos simples y complejos, la cual dependerá de la estructura química del alimento y la velocidad de digestión y absorción del azúcar.

Diferencia entre carbohidratos simples y carbohidratos complejos

Los carbohidratos para ser absorbidos deben desdoblarse durante la digestión hasta convertirse en glucosa, que es la forma más simple para poder atravesar las paredes del intestino, pasar a la sangre y llegar a las células por la insulina, y de allí pasar a ser utilizada como fuente de energía.

Precisamente, la velocidad o facilidad con la que el organismo los absorbe es la principal diferencia entre ambos tipos de carbohidratos.

Carbohidratos simples

Se absorben rápidamente como glucosa, lo que causa una elevación de insulina en sangre. Algunos de ellos son:

  • Fruta (fructosa)
  • Galactosa
  • Leche y sus derivados (Lactosa).
  • Maltosa
  • Sacarosa.
  • Azucares refinados y procesados.

Carbohidratos complejos

Se absorben de manera más lenta, no elevan la insulina en sangre, y proporcionan energía durante un tiempo más prolongado. Los carbohidratos complejos son esenciales en la alimentación para poder realizar nuestra actividad diaria y actividad física.

Los carbohidratos complejos son considerados de calidad. Algunos de estos son ricos en fibra que no es absorbida, por lo que proporcionan volumen y sensación de saciedad. Al ingerir menos cantidad de carbohidratos, no aumentan las calorías, no se eleva la insulina en sangre y se mantienen los niveles estables. Dentro de estos alimentos con carbohidratos complejos se encuentran:

  • Legumbres o leguminosas: Guisantes, judías, frijoles, garbanzos, habas, lentejas, soja.
  • Tubérculos y Verduras ricas en almidón: Patata o papa, ñame, batata o boniato, yuca, plátano o plátano macho.
  • Harinas y cereales integrales: Trigo, arroz, avena, quínoa.

Ahora que ya conoces los dos tipos de carbohidratos que se pueden consumir, te contamos una serie de mitos y verdades sobre ellos.

Mitos y verdades sobre los carbohidratos

Como mucha gente desconoce la existencia de varios tipos de carbohidratos, muchas veces se crean mitos, algunos de los cuales vamos a desmentir.

Los carbohidratos engordan

Esta afirmación es falsa, puesto que un consumo de carbohidratos complejos (los más saludables son avena, arroz, quínoa y batata o boniato) aporta nutrientes y vitaminas, proporciona energía por más tiempo y ayuda a perder peso o mantenerlo.

No obstante, un alto consumo de azucares refinados y alimentos procesados nos aportan “calorías vacías”, su consumo solo nos lleva al aumento de peso, al igual que los productos de harina blanca. Estos productos carecen de vitaminas, minerales y fibras, entre otros importantes nutrientes.

Por otro lado, entre los carbohidratos simples que nos proporcionan valor nutricional están las frutas y los lácteos descremados al 0%, estos consumidos de manera controlada.

Hay que dejar de consumir carbohidratos para perder peso

Dejar de consumirlos por tiempo prolongado o seguir una dieta sin carbohidratos para perder peso es un mito. La clave está en consumir menos cantidad de carbohidratos, no en obviar ningún tipo de alimento necesario para nuestro organismo.

No hay que cenar carbohidratos

Seguro que esta afirmación la has escuchado e incluso puede que la hayas aplicado a tu día a día. En ese caso, deberías saber que no es cierta, siempre y cuando suelas realizar una frecuente actividad física en tu rutina y no una vida sedentaria, puesto que los carbohidratos se convierten en glucosa que te aportará energía para practicar deporte.

Debemos perderles el miedo a los alimentos ricos en carbohidratos y aprender a ingerirlos de forma adecuada y en las cantidades correspondientes a nuestras necesidades. De esta manera evitamos ingestas desproporcionadas que nos desvían de nuestros objetivos y nos conducen a una obesidad o sobrepeso indeseado. 

Desde la Clínica Jenn Health despejaremos todas tus dudas, analizaremos las necesidades de tu organismo para que puedas lucir tu mejor versión a través de nuestros planes nutricionales personalizados y adaptados a tus necesidades.

en Nutrición

Otras Noticias relacionadas

La dieta y la nutrición son aspectos claves para promover y mantener una buena sal..

Las proteínas son los componentes más importantes para nuestro cuerpo..

Una hidratación adecuada del organismo es un requisito para la salud. El agua perm..

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información